Monasterio de Samos

Monasterio de Samos

Es el monasterio habitado por monjes más antiguo de España

El Monasterio de Samos, pertenece a la orden benedictina y fue fundado en el siglo VI por Martín de Braga. Esta abadía ha sido de vital importancia en la historia del Camino de Santiago puesto que contaba con un hospital y un albergue donde los monjes atendían y daban cobijo a los peregrinos en su camino a Compostela (se tienen registros del alojamiento de peregrinos desde el siglo XI).  

En este Monasterio pasó su infancia el rey Alfonso II de Asturias, apodado el Casto, quien se considera que fue el primer peregrino, al partir desde Oviedo para comprobar con sus propios ojos la veracidad del hallazgo del Apóstol y rendirle culto

Situado en pleno Camino Francés, sufrió a lo largo de la historia diferentes reconstrucciones, ampliaciones, abandonos (en la época musulmana y en la desamortización de Mendizábal) así como dos importantes incendios: uno 1558 y otro más reciente, en 1951, para cuya rehabilitación fue vital el papel del Abad del monasterio, D. Mauro Gómez Pereira

El conjunto está compuesto de una iglesia barroca y dos claustros, uno de los cuales es el más grande de España. Cuenta además con una biblioteca con más de 25.000 volúmenes, algunos de ellos incunables, y de gran valor histórico

Es uno de los monasterios más importantes de Galicia y en la actualidad es el más antiguo de España habitado por monjes. Cuenta con hospedería, albergue de peregrinos, oficios, y ofrece visitas guiadas en su interior.